jueves, 5 de mayo de 2016

Nosotros fabricamos nuestro teatro de los sueños

Gracias al área de historia y a los grandes aficionados que tiene el Sevilla se esta recuperando la historia del Sevilla desde su fundación hasta el día de hoy, muchos dirán que la misma poca importancia tiene sin el contexto de títulos, pero la historia nos demuestra lo importante que es el conocimiento de ella para repetir o no repetir los acontecimientos.



El Sevilla es un equipo del pueblo y para el pueblo, en este equipo tienen cabida todos los estratos de la sociedad, porque en este club todos son bienvenidos, cuando alguien pisa nuestro templo y lleva nuestros colores no importa el estrato del que seas y menos tu cuna, porque en el templo de los sevillistas eres el protagonista.

Hoy de nuevo volvemos a vivir un hecho histórico, una semifinal europea, algo que sin duda quedara para que lo apunten los chicos de historia, pero realmente lo que aparece en la historia del Sevilla, es que desde el primer día son los sevillistas sin la ayuda de nadie, los que levantan este club.

Los sevillistas son los que pagan sus estadio, son los mismo los que deciden salvarlo cuando había que hacerlo, son los sevillistas los que salen y defiende su escudo en masa, cuando alguien quiere cometer una injusticia con el mismo y el sevillismo es el que llena y rompe sus gargantas para conseguir que hoy en día seamos el espejo de muchos.


El teatro de los sueños, ese que tanto causa envidias y lamentos, lo hemos construido los sevillistas con sangre y lagrimas, pero es nuestro, porque la historia del Sevilla no es como la de clubes como Madrid o Barcelona, ni siquiera como la del Atlético o como la de equipos vascos que políticamente tuvieron sus oportunidades, Nosotros ni hemos tenido ayudas del estado, ni hemos conseguido aportaciones de los estamentos y mucho menos nos han financiado, ni ayudado grandes capitales, jamás tuvimos peso políticamente como región, ni jamás fuerza en las federaciones de fútbol o de árbitros, jamás las televisiones o las radios fueron nuestro foro gratuito, como si les pasa a otros.





La historia del Sevilla es una fantasía de obreros del fútbol que un día quisieron convertir su chabola en un palacio y su gente en soldados para defendedlo, algo que solo se consigue soñando, que se consigue con la ilusión de defender unos colores, con la pasión de un pueblo rojo y blanco que hoy vivirá otra nueva gesta, que hoy podrá hacer historia, aunque la historia ya la tengamos hecha, que hoy vivirá una nueva batalla en el teatro de los sueños, ese que nos fabricamos con sangre sudor y lagrimas.